APLV Alergia a la proteina de leche de vaca

Leche de vaca

Mi piratilla es APLV , alérgico a la proteína de leche de vaca, no puede tomar ningún alimento que la contenga, tampoco sus derivados, en nuestro caso ni siquiera toleramos trazas asique la labor de buscar alimentos procesados se complica bastante.

Existe una confusión generalizada entre APLV e intolerante a la lactosa, no es lo mismo, te explico a groso modo la diferencia, la lactosa es «el azúcar de la leche», los azucares son moléculas complejas y para romperlas (digerirlas) nuestro cuerpo se vale de enzimas, en este caso la lactasa. Hay personas que llegadas a una edad pierden la capacidad de sintetizar esta enzima y de ahí sus problemas derivados al tomar leche, pues sin lactasa no pueden digerir lactosa (parece un trabalenguas) pero sí leche que no la contenga,  por suerte disponemos de una amplia gama de productos libres de lactosa en el mercado al alcance de quien padezca esta dolencia.

También he notado que hay una tendencia a restar importancia a las alergias alimentarias, cosa que no entiendo pues en algunos casos pueden llegar a ser mortales… la mayoría de las personas con las que hablo del tema creen que mi Piratilla no puede tomar lactosa, cuando les explico la diferencia se limitan a pensar en un vaso de leche como tal y cuando les vuelvo a matizar que tampoco sus derivados (mantequilla, queso, yogurt…) y que tanto en la industria farmacológica, como en la alimentaria los componentes lácteos se utilizan como conservante y espesante se echan las manos a la cabeza y me preguntan que qué come mi hijo… pues «cosas hechas en casa» esa es siempre mi respuesta.

Es verdad que al principio yo también me sentí muy abrumada… creí que mi piratilla no podría comer casi de nada porque cada vez que leía los ingredientes de algo ahí estaba la LECHE o la frasecita «Puede contener trazas de leche» pero por suerte poco a poco fui recopilando productos sin ellas y ya hacer la compra no me lleva más tiempo que a cualquier otra persona.

Donde no me puedo relajar es en qué le ofrecen a mi hijo, no pasa un día sin que escuche: «¡Uy no me acordaba!»,  «¿esto tampoco? pobrecillo», «si lleva muy poquita… ¡ni se nota!», y «mujer por una vez «…

Espero que como a la mayoría de los niños que la sufren se le pase antes de los tres años y podamos olvidarnos de mirar todas las etiquetas.

Y tú? ¿Eres alérgico a algún alimento? Cuéntame tu experiencia.

¡Qué pases un buen día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *