Ser madre por segunda vez

 tripa de mamá embarazada con un corazón

Mami por segunda vez.

Ser madre por segunda vez. Es bastante común plantearse «ir a por el segundo» o «buscar la parejita», frases que personalmente me molestan muchísimo, (como la de «que se te pasa el arroz») no sé por qué algunas personas se sienten con derecho de opinar sobre cuestiones tan íntimas y personales como si quieres ser madre o no o sobre cuántos hijos te gustaría tener… El estereotipo actual, lo que está bien visto, es tener dos hijos, la sociedad está diseñada para familias de cuatro, las casas, los coches, los packs de vacaciones… Si dices que quieres un tercero te tachan de loca e inconsciente. Pero si decides tener uno inevitablemente escucharás «Pobrecillo sin hermanos» o lo que es peor «va a ser un consentido».

El día que nació mi Brujita, en el mismo momento en que me miró con esos ojos llenos de vida quise tener más hijos. Decidimos que dos años sería una buena diferencia de edad, lo justo para poder compartir juegos y no tener dos bebés al mismo tiempo. Pero como estas cosas no se pueden planear, el positivo llegó unos meses antes de lo esperado.

Al quedarnos embarazados de nuevo, nuestro mayor temor como padres era que nuestra Bruji sintiera celos de su hermano, bueno, eso y no poder querer tanto al segundo como la queríamos a ella… Quizás te parezca una tontería pero eso me preocupaba y entristecía enormemente… Cada noche al acostarme la veía a mi lado, dormidita, calentita y pensaba «La doro, no se puede querer más de lo que la quiero, es perfecta, es única» y al día siguiente me maravillaba al descubrir que la quería más aún que el día anterior. Como imaginarás 22 meses son muchas noches pensando que ya no se puede querer más a una personita… «Pobre Piratilla, no podré quererle igual»…¡Qué ingenua!

«Ahora sé, que el primer hijo te enseña a amar sin límites, que cuando llega el segundo de un plumazo se coloca a la altura de su hermano haciéndote el corazón más grande y bondadoso; ahora sé, que de repente, sin darte cuenta te conviertes en madre de todos los niños del mundo y no puedes evitar querer y cuidar a todo el que se cruza en tu camino… ahora sé, que le adoro con toda mi alma, igual que a su hermana y ahora sé, que hoy es imposible quererles más, pero que mañana al despertar me daré cuenta de que una vez más estaba equivocada.»

Ser madre de nuevo ha sido para mí un gran regalo. Lo estoy viviendo de una forma mucho más relajada, sin tanta presión ni exigencia por mi parte, principalmente porque mi Piratilla a pesar de su alergia alimentaria es un niño muy fácil, no necesita los niveles de atención/obsesión que requería mi Brujita con su lentilla, a veces tengo la sensación de que se está criando solo mi pequeño…Son geniales, tan diferentes y a la vez tan parecidos…Resulta mágico pensar que han nacido de mi, de nosotros.

Tener dos hijos para mí es maravilloso, no sé cómo será tener más… quizás algún día pueda escribir una entrada que se titule madre por tercera o cuarta vez… ¿Quién sabe?

¿Y tú? ¿Cuántos hijos tienes? ¿Te gustaría tener más?

¡Qué pases un buen día!

¡No te pierdas nada! SUSCRÍBETE AQUI para recibir avisos en tu email.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *